MISIÓN, VISIÓN Y VALORES

La Fundación Altavista, a través de diferentes proyectos formativos y culturales, desarrolla una importante labor para la integración social y cultural de diferentes colectivos, facilitando además la capacitación e inclusión laboral.

La Fundación Altavista está formada por un equipo de profesionales de distintos ámbitos, cualificados y dispuestos a ofrecer una formación laboral y cultural para la capacitación e intregración en la sociedad.

La MISIÓN de la Fundación Altavista es contribuir, desde su compromiso ético, con apoyos y oportunidades, a que cada persona con discapacidad pueda desarrollar su proyecto de calidad de vida en el trabajo, así como promover su inclusión como ciudadano de pleno derecho en una sociedad justa y solidaria. De igual manera se propone mejorar la calidad de vida de sus familias, para que su existencia sea lo más plena y normalizada posible.

Nuestra VISIÓN es la de contribuir a crear un modelo social y laboral en el que cualquier persona pueda participar en igualdad de condiciones y oportunidades. Y todo esto materializarlo con un modelo que pone en el centro a la persona y reconoce su dignidad a través del empleo.

Este ciclo actúa sobre la sociedad en sus diferentes ámbitos y etapas (familiar, educativa, formativa y laboral) y sobre las empresas (políticas de diversidad, equidad e inclusión) para alcanzar la plena inclusión de manera sostenible.

Comunicación, solidaridad, confidencialidad, equidad, confianza, respeto, compromiso, profesionalidad y responsabilidad son los VALORES que desde nuestra Fundación queremos desarrollar través de nuestras áreas de actuación.

Apostamos por el desarrollo profesional, la igualdad, la conciliación laboral y familiar y prevención de riesgos laborales prestando especial importancia a la salud, el bienestar en el trabajo y la calidad y mejora continua en empleo.

FINES FUNDACIONALES

Implementamos una Escuela de Formación Aplicada que contribuya al aumento de oportunidades de acceso al mercado laboral de la juventud. Contando con el desarrollo de una cultura emprendedora a través de la formación continua de los jóvenes. Desarrollamos y gestionamos proyectos y planes de actuación que sirvan de evolución en la formación, recualificación profesional e inclusión laboral y social.

Con la promoción de programas de formación, emprendimiento, desarrollo de medios rurales y asesoramiento laboral orientado a jóvenes que se encuentran en diversas circunstancias como pueden ser baja cualificación, desempleo, búsqueda de su primer empleo. Actividades formativas orientadas a la promoción del arte, la música y la cultura.

Nos preocupan las personas en riesgo de exclusión social y laboral tales como inmigrantes, infancia, personas con discapacidad, mayores de 45 años, etc. Por esto mismo implementamos itinerarios formativos que contribuyan a la consolidación de sus perfiles en el mercado de trabajo.

CLOSE FAR JOB

En España viven alrededor de cuatro millones de personas con discapacidad. Este sector de la población presentaba en el año el año 2018 una tasa de paro del 25,2%, nueve puntos por encima de la tasa de paro de la población sin discapacidad.

En la sociedad española las personas con discapacidad aún siguen teniendo un papel subsidiario. Por esto mismo se hace necesario ofrecerle los elementos necesarios para el empoderamiento de sus vidas.

Dos pilares básicos en este empoderamiento son la formación y la consolidación de su trayectoria profesional en el mercado de trabajo. La transición de una sociedad industrial a otra posindustrial ha hecho que la formación académica tenga un protagonismo importante en detrimento de la fuerza física para poder trabajar. Es decir, la condición física ya no es tan importante como los conocimientos adquiridos en la vida laboral de cualquier trabajador. Por esto mismo, es importante una formación constante durante todo el periodo laboral de cualquier trabajador.

La sociedad posindustrial, un concepto acuñado por los sociólogos Alain Touraine y Daniel Bell en la segunda mitad del siglo XX, tras la crisis del petróleo de 1973. Esta se caracteriza por el desarrollo de puestos laborales en torno a la formación adquirida y no tanto a la fuerza física para desempeñar una labor. En esta sociedad posindustrial es un ecosistema en sí mismo para el desarrollo del teletrabajo, ya que en este tipo de sociedad aumenta el sector servicios en detrimento del sector industrial. Otra característica importante de la sociedad posindustrial son los factores de la ciencia y la innovación tecnológica para el desarrollo de las ocupaciones de técnicos y profesionales. En 2018 se realizó un estudio por Fundación Universia en el que participaron 72 universidades, según los datos confirmados de 65 de ellas, el total de estudiantes universitarios con discapacidad era de 21.435, siendo un 1,5% de estudiantes respecto al total del alumnado de las mismas. Los datos recabados muestran que hay más alumnos con discapacidad que eligen la modalidad a distancia (4,1%) antes que la presencial (1%).

Por otro lado, la situación de desigualdad latente que vive el colectivo de personas con discapacidad hace que cualquier coyuntura de crisis económica afecte en demasía, contribuyendo a niveles de pobreza considerables, haciéndoles aún más dependientes de ayudas estatales. A partir de este marco surge Close Far Job, un proyecto orientado a ofrecer formación y prácticas en empresas a estudiantes universitarios con discapacidad.

Close Far Job pretende ser un canal permanente entre universidades y empresas ofreciendo una atención personalizada para cada persona con discapacidad que solicite nuestros servicios.

Contexto.

Close Far Job parte y se desarrolla desde tres escenarios: la sociedad posindustrial, la crisis sanitaria causada por el Covid-19 y la exclusión social existente hacia las personas con discapacidad. Este terreno se hace fértil para la incorporación de personas con discapacidad al mercado laboral. Un mercado reconocido por su dualidad entre insiders y outsiders. Es decir, personas que apenas salen del mercado laboral y trabajos estables, reconocidos como insiders; sin embargo, los outsiders se caracterizan por una frecuente entrada y salida del mercado laboral, contratos precarios y dificultad al encadenar años consecutivos de trabajo. En este último grupo se sitúan actualmente las personas con discapacidad, sobre todo, los estudiantes universitarios con discapacidad y egresados respectivamente.

El segundo escenario en el que se desarrolla Close Far Job es en la crisis sanitaria del Covid – 19 y sus efectos. La llegada del virus a España ha supuesto para Close Far Job una validación exponencial del teletrabajo impensable cuando empezó a desarrollarse.

La crisis ha puesto en valor la necesidad de crear modelos de teletrabajo orientados al trabajador y la productividad, en la que la asistencia al centro de trabajo no es sinónimo de máximo rendimiento.

Por contra, el improvisar un modelo de teletrabajo o de educación a distancia ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza y pérdida de productividad considerables. Ignorando, a su vez, una necesidad que era imperiosa e ignorada como es el poder trabajar desde casa o desde cualquier lugar.

El tercer escenario en el que evolucionará Close Far Job es el de la exclusión social que existe hacia las personas con discapacidad en el ámbito familiar, educativo, laboral, social y sentimental. Una exclusión social que permanece invisible a través de, en ocasiones, un trato buenista, y otras de un trato discriminatorio reflejado en el “tu no puedes”.

Si observamos Close Far Job desde el ámbito de los Objetivos de Desarrollo Sostenible vislumbraremos que atiende a cuatro de estos objetivos:

➢ Fin de la pobreza.

Cuando se empezó a desarrollar Close Far Job teníamos una meta clara, acercar el mercado de trabajo a las personas con discapacidad y más en concreto, estudiantes universitarios con discapacidad a través de prácticas curriculares y extracurriculares, un tipo de formación práctica que sirva de canal de entrada hacia el mercado laboral. Una entrada a este mercado que puede suponer con diferencia la reducción de la pobreza extrema y la pobreza que viven las personas con discapacidad en España. No pudiendo tener el empoderamiento de sus vidas.

➢ Trabajo decente y crecimiento económico.

Cuando empezamos a desarrollar el proyecto Close Far Job, hace poco más de un año, lo hacíamos con una idea clara, el teletrabajo es una necesidad que hay que cubrir, sobre todo en el colectivo de personas con discapacidad, un grupo que padece un preocupante nivel de exclusión social en el entorno educativo y laboral en el que muchas veces resulta ignorada su necesidad de participar en la sociedad a través del trabajo. La pandemia del Covid-19 ha traído consigo una tasa de desempleo importante para las personas con discapacidad. El fin de Close Far Job es reducir el nivel desempleo a través de la formación práctica dirigida a estudiantes universitarios con discapacidad.

➢ Reducción de las desigualdades.

Para responder esta pregunta es necesario mirar hacia la relación existente entre discapacidad y desigualdad. En el ámbito laboral, las tasas de paro antes de la pandemia entre la población con discapacidad y sin discapacidad estaban diferenciadas en nueve puntos. Es decir, existía una desigualdad importante en el desempleo con respecto a la población con discapacidad. Tras la aparición de la pandemia esta diferencia ha aumentado. Con la llegada del Covid-19 el teletrabajo se tornó en necesidad para la gran mayoría de empresas que pudieran trasladar su producción a otro sitio que no fuera el centro de trabajo. Para millones de personas con discapacidad esto supone una oportunidad ya que se pone en valor un modo de trabajo que supone muchas ventajas para un colectivo que encuentra muchas dificultades para deambular por las ciudades o recorrer los trayectos entre el domicilio y el lugar de trabajo. Para resolver este problema se creó Close Far Job. Porque muchos estudiantes universitarios con discapacidad encuentran serias dificultades a la hora de encontrar formación práctica en empresas cerca de su lugar de residencia o un primer empleo.

Con Close Far Job pretendemos contribuir a la reducción de desigualdades con un modelo de formación práctica a distancia que suponga un gran impulso laboral para ellos.

➢ Alianza para lograr los objetivos.
Close Far Job es posible gracias a una relación estrecha entre la Fundación Altavista, universidades,

administraciones públicas y empresas de cualquier parte de España. ¿Por qué estos tres actores?

Con el desarrollo del tercer sector, las organizaciones sin ánimo de lucro cobran un importante protagonismo en la sociedad y en el grupo de personas con discapacidad con el desarrollo de proyectos relacionados con el deporte, la educación, el empleo o la tecnología. Luego, otro de los actores fundamentales del proyecto Close Far Job son las universidades, en las cuales, la mayor parte de sus estudiantes universitarios con discapacidad encuentran serias dificultades para encontrar empleo. Por otro lado se encuentran las empresas, con la llegada del Covid-19 y los periodos de confinamiento que estamos viviendo, el teletrabajo se ha tornado en una oportunidad para que muchas empresas puedan continuar su actividad. Esta forma de desarrollar Close Far Job busca los esfuerzos de cada actor mencionado anteriormente para hacer posible la incorporación en el mercado de trabajo del estudiante universitario con discapacidad.

Pautas para el fomento de la igualdad plena entre mujeres y hombres.

Nuestra propuesta adopta medidas para fomentar la igualdad plena entre mujeres y hombres y afirmamos que un sistema socio económico es justo cuando todas las personas tienen las mismas posibilidades de acceder al mismo bienestar social y tienen los mismos derechos. Consideramos que cada persona es única, y por tanto los servicios y apoyos que se ofrecen deben ser individualizados respetando sus necesidades específicas y teniendo en cuenta que la consideración de persona es la que debe marcar los objetivos. La igualdad, según la ONU y la UNESCO, no significa que las mujeres y los hombres sean lo mismo, sino que los derechos, las responsabilidades y las oportunidades no dependen del sexo con el que nacieron. La igualdad de género supone que se tengan en cuenta los intereses, las necesidades y las prioridades tanto de las mujeres como de los hombres, reconociéndose la diversidad de los diferentes grupos de mujeres y de hombres. Consideramos que son tres los beneficios de la igualdad de género en las empresas

1. El cumplimiento de las normas. En numerosas leyes generales y laborales se habla de la igualdad de género en el ámbito empresarial y laboral.

2. La mejora de la imagen de la empresa, que en términos de reputación corporativa se posicionaría como una organización actual y que trabaja en pro de la igualdad de oportunidades.

3. Y, por último, la mejora de la política de recursos humanos tendría implicaciones positivas: plantillas más satisfechas, comprometidas y motivadas, menos rotación del personal, etc. Por todo esto, exponiendo y atendiendo nuestro compromiso por la igualdad de género consideramos una serie de medidas imprescindibles para alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres:

  • ➢  Incorporar dentro de los principios y valores corporativos la igualdad de género. Asegurar que este principio este en cualquier documentación interna de la empresa, prohibiendo de manera explícita cualquier discriminación.
  • ➢  Dar formación en igualdad de oportunidades y de género a toda la plantilla, desde alta dirección, al departamento de relaciones humanas, a responsables departamentales y también al resto de trabajadores y trabajadoras de estructura realizando acciones de sensibilización generales.
  • ➢  En el ámbito del reclutamiento y selección, contratar mujeres en ámbitos donde su asistencia esté subrepresentada o dar preferencia a la contratación de mujeres en igualdad de condiciones.
  • ➢  Accesibilidad de las acciones formativas a las mujeres: motivándolas a que participen, desarrollándolas durante la jornada laboral y en horarios conciliadores, etc.
  • ➢  Realizar planes de promoción profesional que garanticen la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. En esta línea, llevamos a cabo acciones como: realizar una identificación específica de mujeres con potencial de promoción, fomentar que participen en formaciones ligadas a mejoras en la carrera, dar preferencia al ascenso de mujeres en igualdad de condiciones o identificar las barreras que impiden que las mujeres se presenten a procesos de promoción.
  • ➢  Realizar un programa de conciliación laboral y familiar consensuado con la plantilla y efectivo.
  • ➢  Renombrar el sistema de retribución desde la perspectiva de género. No hablamos sólo de salario sino también de horas extras, incentivos, etc.
  • ➢  Establecer una política de comunicación no sexista, tanto en la comunicación interna como en la externa.
  • ➢  Diseñar protocolos de prevención y denuncia del acoso sexual por razón de género.
  • ➢  Evaluación de las medidas del plan de igualdad de manera participativa y sistemática. Nuestra conciencia social sobre la necesidad de equiparar a mujeres y hombres en el mercado laboral brilla por nuestro compromiso diario proporcionando apoyos y oportunidades en un marco de inclusión laboral, formación y normalización que promueva el ejercicio de los derechos y deberes de todas las personas. Desde la Fundación Altavista y nuestro proyecto Close far job trabajamos para ayudar a personas con discapacidad sin discriminación de género. Personas que tomaron la decisión de dejar atrás un difícil pasado y que ahora buscan una oportunidad de trabajo para poder retomar las riendas de sus vidas. Beneficiarios. Close Far Job atenderá las necesidades formativas y laborales de cualquier estudiante universitario con discapacidad y egresado con discapacidad que pueda teletrabajar y que se encuentre en el último curso de Grado o cursando Máster universitario de cualquier universidad de España. Los periodos de prácticas estarían divididos en dos modalidades:
  • ✓  Media jornada: En esta modalidad los estudiantes universitarios con discapacidad tendrán una retribución económica de 300 € mensuales durante todo el periodo de prácticas.
  • ✓  Jornada completa: En esta modalidad los estudiantes universitarios con discapacidad tendrán una retribución económica de 600 € mensuales durante todo el periodo de prácticas. El objetivo se sitúa en cubrir la necesidad de 8 estudiantes universitarios con discapacidad.

Estudiante universitario con discapacidad

Gestión y tramitación
Tipo de jornada
Retribución económica

Duración de prácticas

Total

4

200 € por estudiante
Jornada completa
600 €6 meses15.200 €

4

200 € por estudiante

Media jornada

300 €

6 meses

8.200 €

23.400 €

RELACION CON ENTIDADES EDUCATIVAS

Nuestra meta es aumentar el número de proyectos encaminados a ayudar a los más jóvenes a terminar su etapa formativa con la promoción del apoyo técnico y económico para conseguir una inclusión en la sociedad lo más óptima posible.

Apoyamos a diversas instituciones en la búsqueda de empresas para la realización de prácticas para estudiantes con diversidad funcional.

La educación es un proceso esencial para la evolución de la sociedad. Para ello, nuestros recursos se encuentran a disposición de colegios y profesionales de la educación, con el objetivo de facilitar el aprendizaje a través del fomento de buenas prácticas educativas para la educación. Aplicando metodologías de trabajo basadas en la cooperación. Abriendo nuevos caminos para evitar el fracaso escolar y el impulso de la educación integral en entornos desfavorecidos.

CONCILIACIÓN Y RESPONSABILIDAD

Fundación Altavista dedica una buena parte de sus actividades al fomento de la Conciliación y la corresponsabilidad. Con el objetivo de conseguir una sociedad más justa e igualitaria.

Nuestra Fundación defiende la conciliación como uno de los factores más importantes para generar productividad y compromiso en las empresas, un buen programa de conciliación consigue reducir enormemente el absentismo laboral y fomenta la implicación de los empleados.

La conciliación de la vida laboral y personal consiste en la posibilidad de que las personas trabajadoras hagan compatibles, por un lado, la faceta laboral y por el otro, la personal en el sentido más amplio posible, incluyendo tanto las necesidades familiares como las personales e individuales, la gestión del ocio, etc.

Las empresas, como entidades empleadoras, ponen a disposición de su personal una serie de medidas que tienen como objetivo la compatibilización de su puesto de trabajo con el tiempo que necesitan para realizar otras actividades.

Para que la conciliación sirva como estrategia para la consecución de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, las medidas que implementan las empresas no pueden ir dirigidas exclusivamente a las mujeres, sino que se han de hacer extensibles a mujeres y hombres. El término corresponsabilidad hace alusión, precisamente, a que los hombres reduzcan su absentismo en el ámbito doméstico, se responsabilicen de las tareas domésticas, del cuidado y atención de hijas e hijos, ascendientes u otras personas dependientes y, por tanto, se acojan a las medidas de conciliación que ofrecen las empresas en la misma medida que las mujeres.

IGUALDAD Y NO DISCRIMINACION

La igualdad y la no discriminación son principios básicos de las normas internacionales de derechos humanos. Toda persona, sin distinción, tiene derecho a disfrutar de todos los derechos humanos, incluidos el derecho a la igualdad de trato ante la ley y el derecho a ser protegido contra la discriminación por diversos motivos, entre ellos la orientación sexual y la identidad de género. Por eso, en Fundación queremos que las organizaciones vean la Igualdad y la No Discriminación como una oportunidad para retener talento y potenciar las capacidades de las personas.

El principio de igualdad y no discriminación en las relaciones laborales cuenta con reconocimiento internacional expreso desde el 10 de diciembre de 1948, fecha en la que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, y se les garantiza la protección contra todo tipo de discriminación. En concreto:

Declaración Universal de Derechos Humanos Artículo 1.

«Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros».

Artículo 7.

«Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación».

La igualdad es, asimismo, un principio fundamental en la Unión Europea. Desde la entrada en vigor del Tratado de Ámsterdam, el 1 de mayo de 1999, la igualdad entre mujeres y hombres y la eliminación de las desigualdades entre unas y otros son un objetivo que debe integrarse en todas las políticas y acciones de la Unión y de sus miembros.

El principio de igualdad debe ponderarse con otros derechos buscando una relación de proporcionalidad. La prohibición de discriminación es una regla establecida en la Constitución Española en términos concretos sin que pueda prevalecer discriminación alguna.

Discapacidad Fundacion ALtavista

QUIENES SOMOS

La Fundación Altavista nació el 28 de septiembre de 2017 como una entidad sin ánimo de lucro con el apoyo del Grupo Cycle. La labor diaria de la Fundación es el desarrollo de proyectos que aporten valor añadido a la sociedad y a sus diferentes grupos. Tratando de poner en conjunto a personas de la sociedad civil, empresas y organizaciones mediante la participación de foros, debates, cursos, seminarios y congresos con el objetivo de contribuir al bienestar y de las personas que viven en nuestro país.La Fundación Altavista trata de ser referencia en el ámbito social a través de un cambio sostenible a largo plazo en aquellas áreas más apremiantes para nuestra sociedad con la absoluta imparcialidad y transparencia.

FUNDAE Y SEPE INFORMA SOBRE COVID-19

Por parte del Ministerio de Sanidad y las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas se han adoptado determinadas medidas preventivas y recomendaciones en relación con la situación y evolución del coronavirus (COVID-19), entre las que se incluye la suspensión de las actividades grupales en centros educativos y en otros ámbitos.

Por parte del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se considera que, si bien no se ha recogido de forma expresa por las autoridades sanitarias en todos los supuestos, por las mismas razones de prevención, se debe establecer esta medida de suspensión de las actividades de los centros y entidades formativas en materia de Formación Profesional para el Empleo que imparten acciones formativas de formación profesional para el empleo en modalidad presencial, así como en la parte presencial en la modalidad de teleformación.

Por ello, y por lo que respecta al ámbito de gestión del SEPE, se han de adoptar las siguientes medidas:

En todos aquellos ámbitos territoriales en los que las autoridades sanitarias de la respectiva Comunidad Autónoma acuerden la suspensión de la actividad educativa, ello será de aplicación, por los mismos periodos, respecto de los centros y entidades de formación en los que se impartan acciones formativas de formación profesional para el empleo, en modalidad presencial, así como la parte presencial en la modalidad de teleformación, gestionadas y financiadas por el SEPE, lo que incluye:.

  • Proyectos de Escuelas Taller y Casas de Oficios financiadas con cargo al fondo de reserva convocatoria de Ministerios y Patrimonio Nacional), durante la primera fase formativa, así como durante los periodos formativos en la fase de contrato, así como en los Talleres de Empleo. A estos efectos se tendrán asimismo en cuenta las medidas preventivas en relación con el coronavirus (COVID-19) que puedan adoptar respecto de sus instalaciones las entidades promotoras. En todo caso, estas suspensiones no afectarán a las subvenciones concedidas, siendo justificables los gastos imputables a los periodos de suspensión, ni supondrán un incremento de la duración prevista para cada uno de los proyectos.
  • Acciones formativas de las convocatorias aprobadas por el SEPE de programas de formación de ámbito estatal dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados que actualmente se encuentran en ejecución.
  • Acciones formativas de las convocatorias aprobadas por el SEPE de programas de formación de ámbito estatal dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados que actualmente se encuentran en ejecución.
  • Acciones formativas dentro de la iniciativa de formación programada por las empresas y de permisos individuales de formación.
  • Las iniciativas de formación relativas a la formación de las personas en situación de privación de libertad y la formación de los militares de tropa y marinería que mantienen una relación de carácter temporal con las Fuerzas Armadas. En estos supuestos se tendrán asimismo en cuenta las medidas preventivas en relación con el coronavirus (COVID-19) que adopten respecto de sus instalaciones el Ministerio del Interior o, en su caso, la autoridad competente en materia penitencia de la respectiva Comunidad Autónoma, o el Ministerio de Defensa.
  • Actividades formativas de las convocatorias aprobadas por el SEPE de planes de formación de ámbito estatal, dirigidos a la capacitación para el desarrollo de las funciones relacionadas con el diálogo social y la negociación colectiva. .
  • Acciones formativas dentro de la iniciativa de formación programada por las empresas y de permisos individuales de formación.
  • Las iniciativas de formación relativas a la formación de las personas en situación de privación de libertad y la formación de los militares de tropa y marinería que mantienen una relación de carácter temporal con las Fuerzas Armadas. En estos supuestos se tendrán asimismo en cuenta las medidas preventivas en relación con el coronavirus (COVID-19) que adopten respecto de sus instalaciones el Ministerio del Interior o, en su caso, la autoridad competente en materia penitenciaria de la respectiva Comunidad Autónoma, o el Ministerio de Defensa.
  • Acciones formativas impartidas en Centros de Referencia Nacional incluidas en los respectivos Planes Anuales de trabajo financiadas por el SEPE, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto 229/2008, de 15 de febrero, por el que se regulan los Centros de Referencia Nacional en el ámbito de la formación profesional.
  • La formación no financiada con fondos públicos desarrollada por centros y entidades de iniciativa privada destinada a la obtención de certificados de profesionalidad y, en su caso, competencias clave que permitan el acceso a la formación de dichos certificados, prevista en el artículo 8.1.d) de la Ley de la Ley 30/2015, de 9 de septiembre, y en el artículo 8.4 del Real Decreto 694/2017, de 3 de julio, respecto de la parte presencial en la modalidad de teleformación, cuando la autorización de la misma se haya efectuado por el SEPE.
  • En el ámbito territorial de gestión del SEPE de Ceuta y Melilla, será de aplicación a las acciones formativas de Escuelas Taller y Casas de Oficios y convocatorias aprobadas por el SEPE tanto para trabajadores ocupados como desempleados.

La suspensión de la actividad formativa implicará la no asistencia del alumnado durante el periodo de suspensión establecido por las autoridades sanitarias.

Las empresas o, en su caso, las entidades organizadoras, en el supuesto de formación programada por las empresas y permisos individuales de formación, deberán comunicar a través de las correspondientes aplicaciones informáticas el inicio de la suspensión y la reanudación de la actividad formativa, de acuerdo con la información que ya se ha publicado al respecto en la web de FUNDAE. .

En las convocatorias de oferta, los plazos de ejecución y de justificación de las subvenciones, en su caso, se adecuarán a los periodos de suspensión. Para ello se aprobarán por el SEPE las correspondientes resoluciones de ampliación de los plazos máximos de ejecución previstos en las convocatorias o instrumentos de concesión de las subvenciones. En el caso de las acciones formativas de certificados de profesionalidad autorizadas por el SEPE para ser impartidas en la modalidad de teleformación no financiada con fondos públicos, las entidades de formación deberán efectuar la comunicación de la ampliación de los plazos autorizados para realizar la formación derivada de la suspensión de la actividad formativa.

Respecto de la justificación de costes, la imputación de costes laborales, de alquileres de espacios y equipamientos, instalaciones y cualquier otro que resulte ineludible para los centros entidades de formación y empresas durante los periodos de suspensión, y que se acredite de forma fehaciente, podrán ser justificables, sin que en ningún caso ello suponga el incremento de la subvención concedida ni del importe máximo bonificable.

• Becas. Respecto de los alumnos de Escuelas Taller y Casas de Oficios, así como en el caso de las personas desempleadas, que tengan derecho a cobrar una beca por su asistencia a acciones formativas, de acuerdo con lo dispuesto en la normativa del programa de Escuelas Taller y Casas de Oficios o en el artículo 20 de la Orden TMS/368/2018, de 28 de marzo, las ausencias durante los periodos de suspensión de la actividad formativa se considerarán faltas justificadas a efectos de percepción de la beca.

Lo anterior será también de aplicación respecto de las personas desempleadas que tengan derecho a la percepción de las ayudas por conciliación contempladas en el artículo 22 de la citada Orden TMS/368/2019, de 28 de marzo.

Contratos para la formación y el aprendizaje

En todos aquellos ámbitos territoriales en los que las autoridades sanitarias de la respectiva Comunidad Autónoma acuerden la suspensión de la actividad educativa, ello será de aplicación a la actividad formativa presencial inherente a estos contratos, incluyendo la parte presencial que se realice en la modalidad de teleformación, sin que ello implique una suspensión del contrato ni el incremento de la duración acordada del mismo.

En estos casos la formación se aplazará o concentrará de forma que se pueda impartir con posterioridad a la suspensión, con el límite en todo caso de la duración acordada en el contrato.

En todo caso, las empresas se podrán aplicar las bonificaciones para compensar los costes de la actividad formativa y de tutorización en la empresa del trabajador correspondientes al periodo de suspensión de la actividad formativa presencial.

Estas medidas han sido compartidas y puestas en común con el conjunto de los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas, así como con las Direcciones Provinciales del SEPE en la reunión de coordinación mantenida al efecto en el día de hoy.

Se ha decidido adoptar criterios comunes, con independencia del ámbito competencial de cada una de las administraciones competentes, tanto para las diferentes iniciativas de formación profesional para el empleo, así como para otras acciones de políticas activas de empleo.

Las modificaciones normativas o resoluciones a las que haya lugar como consecuencia de estas medidas extraordinarias se adoptarán en cada uno de los ámbitos correspondientes, en su caso, si bien el SEPE a nivel estatal promoverá los marcos adecuados necesarios para ello.

Estamos manteniendo una coordinación permanente entre todas las personas responsables de empleo y formación en las CCAA y las DDPP del SEPE, y difundiendo estas medidas entre las unidades correspondientes, así como entre los diferentes organismos afectados, y las entidades formativas.

Desde la Subdirección General de Políticas Activas del SEPE y desde la FUNDAE estamos a disposición para resolver cuantas dudas o nuevas situaciones pudieran ir surgiendo.